Un buen “cierre de ciclo”: 139 Yihadistas y 95 Etarras detenidos en España

Conoce aquí todas las operaciones policiales de la legislatura. 

Interior hace balance: 139 Yihadistas y 95 Etarras detenidos en la legislatura. Acaba de publicar un libro detallando los resultados de la lucha contra el terrorismo desde Diciembre de 2011 a enero de 2016.

El ministerio del Interior, a través del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, acaba de publicar un informe-balance sobre la lucha contra el terrorismo en la décima legislatura: de diciembre de 2011 a enero de 2016. Durante esos más de cuatro años se ha detenido en España a un total de 234 personas vinculadas con grupos armados.

El citado balance, al que ha tenido acceso El Confidencial Digital, refleja, con tablas estadísticas, la acción de la Policía Nacional y de la Guardia Civil contra las células vinculadas a Al Qaeda y al Estado Islámico y contra miembros de ETA durante ese periodo. Estas son las cifras más destacadas:

–En la lucha contra ETA, se han producido un total de 95 detenciones desde el 13 de diciembre de 2011, cuando llegó el PP al Gobierno. El año en el que se encarceló a más etarras fue 2013, con 51, seguido del pasado 2015, con 47.

Fuera de España, fueron detenidas durante ese periodo 66 personas vinculadas a esta banda armada, 51 de ellas en Francia. En total, sumando todas las operaciones, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, han sido detenidos 161 etarras.

–En cuanto a la lucha contra el terrorismo islamista (Al Qaeda y Daesh sobre todo), la Policía y la Guardia Civil han detenido a 139 personas en los últimos cuatro años, en un total de 62 operaciones realizadas por ambos cuerpos. En otros países, se ha capturado en el mismo periodo a 38 radicales islamistas.

Presunto Yihadista Detenido en una operación contra el terrorismo islámico

Presunto Yihadista Detenido en una operación contra el terrorismo islámico

El aumento del nivel de alerta, clave

En el informe de Interior se reconoce que los atentados de Túnez, Kuwait y Somalia del pasado verano, que provocaron en España el aumento a 4 del nivel de la alerta antiterrorista, sumados a la masacre de París el pasado mes de noviembre, han influido en la acción de los servicios de información en los últimos meses.

El ministerio relata que “la amenaza venía exclusivamente del terrorismo yihadista, una amenaza cuya sombra no se proyectaba sólo sobre España sino sobre toda Europa, por no mencionar otros países expuestos también a los ataques del islamismo radical”.

La presión sobre las redes de captación y las células del Daesh en España, sin embargo, ya se había intensificado, después del atentado a Charlie Hebdo en París, el 7 de enero de 2015. Desde entonces, se han realizado importantes operaciones contra integristas afincados en el país. Las más representativas han sido las siguientes:

–24 de enero. Operación Chacal-I. Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la DGST de Marruecos, detienen en Ceuta a cuatro acusados —dos parejas de hermanos— a los que se vincula con una célula yihadista que seguía las directrices del Daesh y que tenía intención de atentar en territorio español. Los detenidos eran de origen marroquí, aunque con nacionalidad española. En los registros efectuados, la Policía localizó una pistola, uniformes de combate, capuchas, placas de matrícula, machetes, material informático y documentación.

–24 de febrero. Operación Jardín Beni. La Guardia Civil detiene a dos personas en Melilla, a otra en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona) y a una más en Sant Feliu de Guíxols (Gerona), acusados de vinculación con el yihadismo. A los capturados en Melilla se les imputa crear y administrar diversas plataformas de internet para difundir material propagandístico de grupos terroristas, especialmente del Daesh. Además, se les acusa de dedicarse al reclutamiento de mujeres.

–7 de marzo. Operación Pasarelas. La Guardia Civil detiene en el aeropuerto de Barcelona a una ciudadana marroquí deportada por las autoridades de Turquía, donde había sido capturada el 24 de diciembre de 2014 cuando trataba de llegar a Siria para incorporarse a las filas del Estado Islámico. La arrestada residía en la localidad barcelonesa de Rubí, antes de viajar a Turquía.

–10 de marzo. Operación Chacal-II. Como continuación de la operación del 24 de enero, la Policía detiene a dos presuntos yihadistas en el barrio del Príncipe, en Ceuta. A los arrestados, de nacionalidad española aunque de origen marroquí, se les vincula con el Estado Islámico.

Operación Ghuraba

–13 de marzo. Operación Ghuraba. La Policía Nacional desmantela una célula vinculada al Estado Islámico y captura a ocho personas. El responsable del había viajado a Siria y estaba integrado en el grupo terrorista. Dos de los arrestos se producen en Cebreros (Ávila) y Fuente el Fresno (Ciudad Real), y los seis restantes en Cataluña: en Figueres (Gerona) y en las localidades barcelonesas de Piera, Manlleu, Malgrat de Mar, L’Hospitalet de Llobregat y Terrassa. Dos de los detenidos son mujeres. Todos son de nacionalidad española, aunque cinco de ellos de origen marroquí.

–31 de marzo. Operación Tebas. Agentes de la Guardia Civil detienen en Badalona (Barcelona) a cuatro personas, un matrimonio y sus dos hijos menores de edad, relacionadas con el envío de yihadistas a Siria. Los dos hijos, de 16 años, iban a partir de forma inminente a Siria para incorporarse al Daesh o Estado Islámico.

–18 de abril. Las autoridades turcas detienen a un hombre de nacionalidad marroquí y a su esposa, de nacionalidad española, junto con el hijo de ambos, residentes en Melilla, que habían viajado a Siria seis meses antes, presuntamente para incorporarse al Estado Islámico.

–15 de junio. Operación Salinas. La policía de Polonia, en colaboración con la Guardia Civil, arresta en Varsovia a un ciudadano marroquí residente en Alicante que había regresado a Europa tras haber permanecido en Siria combatiendo con el Estado Islámico. El arrestado fue extraditado a España pocas semanas más tarde, ya que estaba reclamado por la Audiencia Nacional.

–7 de julio. Operación Célere. La Guardia Civil arresta en el aeropuerto del Prat, en Barcelona, al argelino Ouagueni Karim, de 39 años, que regresaba de Siria, donde había estado combatiendo con el Daesh. Estaba reclamado por terrorismo por la justicia de Bélgica, donde había residido antes de viajar a Siria, y por diversos delitos comunes, incluida una agresión sexual, por Francia.

Detenciones en España y Marruecos

–25 de agosto. Operación Norme. La Policía Nacional detiene en la localidad madrileña de San Martín de la Vega a un ciudadano marroquí acusado de ser coordinador de “una filial sirio-iraquí del Estado Islámico desplegada en varias ciudades de Marruecos”, según auto del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional. El arresto estuvo coordinado con una operación de la Policía marroquí, que detuvo a otras trece personas en las ciudades de Fez, Casablanca, Nador, Al Hoceima y Driouech, acusadas de formar parte de la misma red del Daesh.

–3 de septiembre. Las autoridades alemanas entregan a España a Ayoub Moutchou, reclamado por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional por terrorismo y pertenencia a organización delictiva. Había sido arrestado el 4 de agosto en Stuttgart (Alemania), por agentes de la BKA alemana en colaboración con la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña. Se le acusa de ser un reclutador del Daesh.

–4 de octubre. En una operación conjunta de la Policía Nacional española y la DGST marroquí, se desmantela una red de reclutamiento del Estado Islámico que operaba en los dos países. En territorio marroquí se efectúan seis arrestos y los cuatro restantes —dos hombres y dos mujeres— se llevan a cabo en Toledo, Badalona y Xeraco (Valencia). Los arrestados en España son dos mujeres de nacionalidad marroquí, y dos hombres: uno de ellos de origen marroquí con nacionalidad española, y el otro un musulmán converso de nacionalidad portuguesa.

–19 de octubre. Operación Ulbah. La Guardia Civil detiene en el aeropuerto de Barajas a una española conversa, de 22 años, natural de Huelva, que se había radicalizado en menos de un año y que viajaba a Turquía como lugar de tránsito hacia Siria para incorporarse al Estado Islámico. Iba a convertirse en esclava sexual del ISIS.

–3 de noviembre. Operación Camarma. La Policía Nacional detiene en Madrid a tres ciudadanos marroquíes acusados de formar parte de una “red radical operativa en España” vinculada al Estado Islámico. La célula estaba lista para cometer atentados terroristas. El grupo contaba con un cuarto miembro, que no pudo ser capturado porque estaba en paradero desconocido desde su regreso a Marruecos unos meses antes.

–6 de noviembre. La Policía Nacional detiene en el aeropuerto de Málaga a una española reclamada por la Audiencia Nacional por su presunta vinculación con la organización terrorista Daesh. La detenida se había desplazado a Turquía junto al resto de su familia con intención de dirigirse a Siria e integrarse en las filas del Estado Islámico.

–1 de diciembre. Operación Barrad. La Guardia Civil detiene en Pamplona a un hombre de nacionalidad marroquí que estaba haciendo preparativos para viajar a Siria con la intención de unirse a las filas del Estado Islámico. El detenido, además, difundía entre los clientes del establecimiento que regentaba fotos, vídeos y enlaces para acceder a las publicaciones del Daesh a través de las redes sociales.

–8 de diciembre. La Policía Nacional detiene en Mataró (Barcelona) y Pájara (Fuerteventura) a un hombre y una mujer de nacionalidad marroquí acusados de estar integrados en la organización terrorista Daesh. Los detenidos, presuntamente, habían organizado una red internacional de captación, adoctrinamiento y reclutamiento de nuevos adeptos y estaban en contacto permanente con otros miembros operativos ubicados en Siria. Los miembros de la célula neutralizada habían hecho juramento de lealtad al Daesh y a su líder, Abu Bakr Al Bagdadi.

–12 de diciembre. Operación Gungan. La Guardia Civil detiene en Ceuta a un hombre de 34 años acusado de captar a menores para su incorporación al Estado Islámico.

Las operaciones contra ETA en 2015

Aunque la yihadista ha sido la principal amenaza para España, los servicios de información de Policía y Guardia Civil también protagonizaron, durante el 2015, importantes detenciones de personas vinculadas a ETA.

Una de las más relevantes se produjo el 7 de julio, cuando fueron arrestados en el País Vasco Ignacio Reta de Frutos y Xabier Goyenechea Iragorri, acusados de ser los responsables del aparato logístico, la rama encargada de controlar los zulos y arsenales que todavía tiene en su poder la banda terrorista.

Pero la más trascendental tuvo lugar el 22 de septiembre, con la captura de los dos máximos dirigentes de la banda, Iratxe Sorzabal y David Pla, que habían representado a la organización terrorista en los últimos años. Ambos habían estado presentes en el intento de negociación de Oslo, a la espera de una delegación del Gobierno español que nunca fue enviada.

Los dos, junto con Josu Ternera, fueron expulsados de Oslo en 2013 por las autoridades noruegas, cansadas de su intransigencia. La investigación que condujo a la captura de Sorzabal y Pla fue bautizada como Operación Pardines, en memoria del guardia civil José Pardines, primer agente asesinado por ETA, en 1968.

Por último, Interior destaca en su informe que durante 2015 continuaron las actuaciones policiales contra la estructura de control de los presos de ETA que se habían iniciado el año anterior. Las operaciones Jaque, Mate y Pastor han supuesto la detención de casi treinta personas en los últimos dos años.

Además de las detenciones, en el balance de actividades antiterroristas de 2015 hay que mencionar la incautación de un total de 30 armas de fuego y de 46 kilos de explosivo que estaban en manos de ETA. Un total de 19 revólveres de la marca Smith & Wesson y 11 pistolas, de la misma marca, fueron recuperados en las diferentes actuaciones policiales.

Enlace Directo al Balance del Ministerio del Interior.

Fuente: ECD


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *