Seguimos en Alerta 4: Se refuerza la Seguridad en las Petroquímicas

La Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior ha ordenado reforzar aún más las medidas de seguridad entorno a industrias petroquímicas, que ya estaban incluidas en el nivel cuatro de alerta antiterrorista.

El motivo se debe a que las autoridades francesas han determinado que las dos explosiones registradas el pasado martes, víspera de la Fiesta Nacional, en el complejo petroquímico de Lyondell Basell, a pocos kilómetros de Marsella, en el sur de Francia, son atentados antiterroristas. El nivel 4 de alerta en España incluye la protección de todas aquellas industrias consideradas básicas, redes de comunicación, instalaciones básicas de comunicaciones, etcétera. Sin embargo, el fanatismo de los terroristas yihadistas hace que todas las medidas que se puedan adoptar al respecto sean pocas, ya que nos enfrentamos ante unos individuos a los que no les importa morir mientras cometen el atentado.

Además, las acciones criminales contra petroquímicas resultan muy espectaculares y pueden afectar a numerosos ciudadanos por los efectos del humo o la contaminación. Las altas columnas de los gases confieren a estos atentados una magnitud suplementaria con la que aterrorizar a la población.

Planta Petroquímica

Planta Petroquímica

El fuego en el complejo de Marsella se inició a primeras horas de la madrugada, después de producirse dos explosiones en sendos recipientes de gasolina de las instalaciones industriales, los cuales estaban distantes 500 metros uno de otro.

Estos nuevos atentados se producen después de que el mes pasado un miembro del Estado Islamista, según ha reconocido esta banda a través de un documento interno, decapitara a su jefe y tratara de hacer estallar una planta de gas industrial en las afueras de una localidad al sureste de Lyon.

Origen terrorista

Desde el primer momento, los investigadores mantuvieron que las explosiones de Marsella tenían un origen terrorista, ya que las explosiones fueron simultáneas en dos tanques, que están separados por más de 500 metros uno de otro. Demasiadas coincidencias para tratarse de un simple accidente.

Las Fuerzas de Seguridad recuerdan que hace unos días se registró un robo de explosivos, detonadores y 40 granadas en una base militar cercana a la ciudad de Miramas. Se investiga si hay relación entre ambos hechos delictivos.

Fuente: La Razón


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *