Estadísticas de Intervención: ¿Cuanto tarda la policía de cada país en usar su arma?

La policía noruega sólo disparó dos veces el año pasado. Y no le dio a nadie. Es una estadística habitual para el país nórdico de poco más de cinco millones de habitantes, pero sorprendente para países como el nuestro, donde las fuerzas de seguridad cuentan con un arsenal de más de 315.000 armas.

Y menos con el bombardeo de noticias sobre el uso de armas de fuego por parte de las autoridades en países como Estados Unidos, que no lleva un recuento del uso de balas, pero sí de las bajas causadas por las mismas “de forma justificable”. Y que en un tiroteo cualquiera es capaz de disparar 45 veces la cantidad noruega.

Pero Noruega no es un caso tan excepcional. Los datos más recientes de Inglaterra y Gales, con una población conjunta de 56 millones de habitantes, muestran el mismo número de disparos entre 2013 y 2014: dos. En Inglaterra la policía tampoco va armada normalmente, y el uso de armas en una operación requiere de una autorización previa. En ese mismo período, los policías británicos portaron armas en casi 15.000 actuaciones.

Países como Japón -uno de los más estrictos en cuanto a control de armas- van todavía más lejos: la última vez que un policía disparó a alguien fue en 2012. En un país con 127 millones de habitantes. En Islandia hubo una conmoción cuando la policía abatió a un criminal en 2013: era la primera vez que pasaba en la historia del país. Que sólo tiene 325.000 habitantes, pero un tercio de ellos van armados.

Lo curioso de estos países, como Nueva Zelanda o la propia Inglaterra, es que ni los propios oficiales desean ir armados, pese a jugarse la vida en determinadas operaciones. En Irlanda, tres cuartas de la policía ni siquiera reciben entrenamiento para utilizar armas de fuego.

El caso norteamericano presentaba 90 disparos, 100 veces menos de lo que la policía alemana gastó en 2011 contra animales salvajes o rabiosos: 9.000. Pero esa falta de titubeos a la hora de controlar a la población animal no se refleja en el uso de armas contra personas. Ese mismo año, la policía alemana disparó en 85 ocasiones. Más de la mitad (49) fueron disparos de aviso. Los otros provocaron 15 heridos y 6 fallecidos. Es decir, en Alemania es más peligroso enfrentarse a la ley siendo un cuadrúpedo que siendo un criminal.

Policía Alemana

Policía Alemana

El propio Obama reconocía que hay más de 18.000 cuerpos de seguridad independientes en Estados Unidos. Y ningún registro unificado de cuántas veces emplean las armas. El FBI lleva uno de “muertes justificables” y una web pro-transparencia, Fatal Encounters, lleva a cabo el esfuerzo de unificar más de 2.000 datos de agencias para establecer su propia estadística. Que está incompleta pero que, a día de hoy, recoge más de 400 muertos por armas de fuego en lo que llevamos de año. En un país donde hay más o menos un arma de fuego por habitante: unos 300 millones de pistolas, rifles, subfusiles y escopetas. Con lo que la opción de desarmar a la policía ni se contempla.

Estadísticas EEUU

Estadísticas EEUU

El debate actual, de hecho, está en detener su progresiva militarización: los SWAT, “los hombres de Harrelson”, ya intervienen hasta para registrar casas en busca de droga. Y no son policías de a pie, sino efectivos con equipamiento militar, tanquetas y explosivos. ¿Nuestro dato favorito? Al menos 500 agencias yanquis ya cuentan con blindados capaces de resistir cohetes y minas.

Aún así, tienen un problema mucho más serio, si en un solo tiroteo gastan más balas que Alemania, Japón, Inglaterra y Noruega juntos. Y no parece que la respuesta de los activistas proarmas (cuantos más armas haya en las calles menos problemas habrá, porque todo ciudadano esconde un Charles Bronson) sea la respuesta.

Fuente: Magnet


Una Respuesta de Estadísticas de Intervención: ¿Cuanto tarda la policía de cada país en usar su arma?

  1. Haithem agosto 19, 2015 en 7:37 am

    Lo que siempre se ha llmadao predicar con el ejemplo . Es una lastima que los politicos no lo pongan en pre1ctica mas a menudo y en todas las facetas de su vida.Otro gallo cantareda

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *