Violencia y Vandalismo ya suman el 70% de los conflictos en los colegios de la Comunidad Valenciana

La violencia y los actos de vandalismo son los principales incidentes que se producen en los centros educativos de la Comunitat, según se desprende de la información que remiten a la Conselleria de Educación a través del Registro General de Incidencias.

Con esta herramienta, de uso obligatorio, se comunican todo tipo de problemas, independientemente de su intensidad. Es decir, caben desde burlas y peleas hasta robos y situaciones de acoso escolar. En concreto, el 60% de los casos notificados se refieren a conflictos con violencia física o verbal y el 10% a desperfectos causados en las instalaciones.

La estadística se refleja en el último informe aprobado por el Consejo Escolar de la Comunitat sobre la situación del sistema educativo, que se refiere a los cursos 2010-2011 y 2011-2012. Además de las tipologías citadas, también aparecen el acoso (1%) y el mal uso de las tecnologías de la comunicación (7%).

Violencia y Vandalismo en las aulas

Violencia y Vandalismo en las aulas

En este último caso el documento ya alerta de un aumento de estas situaciones en los citados ejercicios, una afirmación que se confirma con los datos más recientes de Educación, pues en los dos últimos años han crecido un 35% los incidentes relacionados con el ciberacoso.

El 22% restante se corresponde con conflictos indeterminados, como pueden ser daños contra la propiedad personal, de índole sexual (comentarios ofensivos) o de exclusión (situaciones de aislamiento de compañeros). Aunque los datos se refieren sólo al 2011-2012, el mismo documento señala que esta distribución de tipologías es la más habitual.

También señala que en la mayoría de los incidentes «los observadores adultos (desde personal del centro hasta padres) actuaron para cortar la situación», mientras que los alumnos que vivieron algún conflicto optaron por comunicarlo a un mayor. Además se señala que pese a mantenerse el dato global, con el paso de los años «el número de implicados va disminuyendo». Es decir, hay una menor prevalencia de la componente grupal (varios alumnos contra uno). Cada curso se remiten a Educación entre 1.500 y 1.900 incidencias.

El informe también acredita una disminución de los casos muy graves, que en 2011-2012 se situaron en el 34% de todos los registrados, lo que supuso siete puntos menos que en 2007-2008. Se incluyen en esta tipología palizas, amenazas con armas, tocamientos, robos o extorsiones. En definitiva, se concluye que «aparte de las necesidades de mejora puede afirmarse que en la Comunitat existe un buen clima de convivencia» en las aulas.

El registro es una herramienta del Observatorio para la Convivencia Escolar, que también dispone de servicios para asesorar a los centros sobre qué medidas tomar ante casos especialmente conflictivos. Además establece planes de sensibilización para la comunidad educativa, lo que contribuye a mejorar el buen ambiente. También existen las fichas de entorno, con las que los centros notifican situaciones irregulares que se producen fuera de las instalaciones, con especial control del menudeo de drogas, que son comunicadas a las Fuerzas de Seguridad.

Fuente: Las Provincias 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *