Tu móvil informa de tu ubicación unas 10.000 veces al mes

Un estudio ha demostrado que la mejor (o única) forma de concienciar a los usuarios en materia de privacidad es informarles, a través de notificaciones, del número de veces que su localización se ha compartido con los desarrolladores ¿Quién no empezaría a preocuparse si le alertan de que ha compartido su ubicación varios miles de veces en tan solo un mes?

Un grupo de científicos de la Universidad Carnegie Mellon ha realizado una investigación al respecto. La gente sabe que su móvil comparte datos tan sensibles como su ubicación, pero no es consciente de la cantidad de veces que envía estos datos a las grandes empresas. En cuanto les demuestras que son cientos de veces al día, se les quitan las ganas de tuitear y subir fotos de forma compulsiva a Facebook e Instagram.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores utilizaron AppOps, un gestor de permisos de aplicaciones que estaba integrado en las versiones 4.3, 4.4 y 4.4.1 de Android pero despareció a partir de la 4.4.2. Servía para comprobar qué ‘apps’ tenían acceso a qué datos (porque el usuario lo había consentido al instalarlas) y para restringir el acceso cuando y como se considerase oportuno.

AppOps

AppOps

Además, y esto era lo verdaderamente interesante a efectos del estudio, ofrecía la posibilidad de activar un sistema de notificaciones que alertaba al usuario del volumen de información que estaba compartiendo, a menudo sin darse cuenta, con los desarrolladores de dicho ‘software’. Así, los voluntarios que tomaron parte en la investigación comenzaron a recibir avisos cuanto menos inquietantes.

“Tu ubicación se ha compartido 5.398 veces con Facebook, Groupon, GO Launcher EX y siete aplicaciones más en los últimos 14 días”, rezaba una advertencia “¿Estás de broma?”, contestaba algún participante. “Sentí como si mi propio teléfono me estuviera siguiendo. Daba miedo. La cifra es demasiado alta”.

“La gran mayoría no tenía ni idea de lo que estaba pasando”, ha señalado Norman Sadeh, uno de los autores del estudio. Cuando se percataban, su actitud cambiaba radicalmente: accedían a la aplicación para modificar sus preferencias y restringir los permisos que habían concedido alegremente a ciertos programas. El concepto de privacidad comenzaba a cobrar algún sentido.

Los investigadores han demostrado la utilidad de los gestores de permisos, pero reconocen que no son la panacea. “Son mejor que nada”, afirma Sadeh, “pero por sí solos son insuficientes”. Las notificaciones de privacidad “pueden representar un importante papel en la concienciación y la motivación de la gente para revisar y ajustar sus opciones de privacidad”, pero su afán es dar con un sistema mucho más completo y efectivo.

La auténtica solución, según este experto, podría ser un ‘software’ tipo Siri, Cortana o Google Now, un asistente personal que aprenda de los usos y costumbres del usuario, analice los permisos que otorga a los programas y sus preferencias en materia de privacidad y entable un diálogo ocasional con él para configurar, de forma semiautomática, los ajustes de las aplicaciones.

Fuente: TecnoExplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *