El coste para el estado de la seguridad en el fútbol

A 10 millones de euros asciende el coste que supone el fútbol para el Estado en cuanto a seguridad se refiere. A esa cantidad hay que sumarle el gasto privado de los clubes en recursos propios (Seguridad Privada, Tecnologías etc.) si bien es cierto que para este gasto privado los clubes reciben en forma de subvención el 10% de lo recaudado en las quinielas. 

Dicha cantidad se ha obtenido a partir de la valoración de las 416.000 horas consumidas en los 38 encuentros de la Liga BBVA -que suponen un total de 7.500.000 euros, aproximadamente, según el cálculo estimado de la Unión Federal de Policía (UFP)-. A esta cifra habría que sumar el coste en seguridad en los partidos de la Liga Adelante y el resto de las categorías inferiores.

Y es que asegurar la entrada tranquila de los dos equipos, paralizar el tráfico para evitar problemas con los ciudadanos que asisten al partido, controlar a los grupos ultras -entre otras competencias- es un gasto, aunque necesario, elevado.

Ahora, a esa cantidad hay que sumarle el plus que se le va a pagar a cada uno de los agentes encargados de la seguridad que participen en los operativos policiales desplegados en cada uno de los partidos de fútbol.

Así lo recoge un escrito enviado por la Dirección General de la Policía a los jefes superiores de Policía. El documento, establece que “con la finalidad de no perjudicar la dedicación que deben prestar a las funciones propias de los puestos de trabajo que tienen asignados, el Director Adjunto de la Policía ha determinado que, en lo sucesivo, las tareas complementarias encomendadas a los Coordinadores de Seguridad y Operadores de Unidad de Control Organizativo (UCO) de los equipos de fútbol de 1ª y 2ª División A, en los partidos que jueguen como locales, sean compensadas con la dotación económica correspondiente a un servicio extraordinario por cada uno de los partidos en los que desempeñen las mismas”.

Unidad de Intervención Policial

Unidad de Intervención Policial

La reyerta acontecida el día 30 de noviembre entre aficionados radicales del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña en la que un hincha del equipo gallego perdió la vida se saldó policialmente con la destitución de los responsables policiales de seguridad de los dos clubes. Las complicaciones surgidas para el desarrollo de estas actividades tras la nueva normativa impuesta para garantizar la seguridad antes, durante y tras los encuentros, ha llevado a la Dirección General de la Policía a incentivar el trabajo de los coordinadores de seguridad en eventos deportivos con el pago de un dinero extra.

Recientemente, la UFP hizo llegar al Ministerio del Interior una propuesta para que los clubes de fútbol paguen un canon al Estado por los dispositivos del CNP que se establecen cuando se celebran encuentros deportivos. Queda la duda, ahora, si tras el desarrollo de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana se impondrá a los clubes el pago del coste de los servicios de seguridad realizados por la Policía Nacional como consecuencia de los partidos de fútbol. Una propuesta que varios sindicatos policiales ya propusieron en los momentos iniciales de la elaboración del texto legal.

Fuente: La Gaceta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *