El Gobierno Catalán contacta con el Mossad, la BND y la DGSE para crear su propio CNI

El gobierno catalán continúa trabajando en las estructuras de su futuro estado independiente, incluido su ansiado servicio de información. Representantes de la Generalitat se han puesto en contacto con organismos de inteligencia occidentales para buscar ayuda. Entre ellos, el BND alemán, la DGSE francesa y el Mossad israelí. Les solicitan el inicio de una colaboración y ofrecen intercambio de información.

Según fuentes políticas, interlocutores que “hablan en nombre del gobierno catalán” se han puesto en contacto en fechas recientes con, al menos, tres organismos de inteligencia de estados extranjeros para intentar conseguir su apoyo en la creación del llamado ‘CNI catalán’.

Cartas al Mossad, BND y DGSE

Los acercamientos se han producido mediante llamadas telefónicas y también con cartas, enviadas al Bundesnachrichtendienst, la agencia de inteligencia extranjera del gobierno alemán, a la Dirección General de Seguridad Exterior francesa y el Mossad israelí.

Según añaden estas voces, también se ha contactado con servicios de otros países aunque hasta el momento se desconoce cuáles más.

Tal y como afirman las fuentes consultadas, las cartas estaban dirigidas a los responsables de relaciones institucionales de estos cuerpos y estaban escritas en alemán –BND-, francés -DGSE- e inglés –para el Mossad-.

Colaborar con una “nación europea”

La petición concreta del Govern es el inicio de conversaciones bilaterales para sentar las bases de una futura colaboración entre esos servicios de información y un futuro cuerpo catalán de inteligencia.

En los escritos, tal y como revelan las fuentes consultadas, se pone de manifiesto las “necesidades de información” que existen en todos los estados “para mantener la seguridad de sus ciudadanos”. Y califican a Cataluña como “nación europea aliada”.

Armas, droga, terrorismo islámico

Los mensajes enviados a las tres organizaciones de inteligencia aluden a tres materias concretas para la colaboración y para la seguridad: la lucha contra el tráfico dearmas y drogas, contra las redes de crimen organizado y contra las células terroristas de inspiración islamista.

Este último punto, el del terrorismo islamista, es uno de los que más preocupan a las autoridades catalanas. Estados Unidos ha llegado a afirmar que, como territorio, Cataluña es “el mayor centro mediterráneo de yihadismo”, según se comprueba en algunos documentos de los servicios norteamericanos filtrados por la red Wikileaks.

Artur Mas y Ramón Espadaler (Consejero de Interior)

Artur Mas y Ramón Espadaler (Consejero de Interior)

“Fuera del paraguas protector”

El ministro del Interior, Jorge FernándezDíaz, aseguró recientemente que, en caso de producirse la independencia de Cataluña, el territorio quedaría “fuera del paraguas protector” que ofrecen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Incluido el acceso a información obtenida por los servicios de inteligencia españoles, y también a la que llega al Estado a través de la colaboración con servicios extranjeros.

El pasado mes de febrero, el director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, hizo referencia a la amenaza de los grupos de delincuencia organizada que operan en territorio catalán. Según afirmó, un tercio de las bandas existentes en España se encuentran radicadas en Cataluña, y están dedicadas al tráfico de drogas, blanqueo de capitales y trata de seres humanos.

Una hipotética secesión de Cataluña dejaría a sus ‘fuerzas de seguridad’ sin acceso a bases de datos básicas para la lucha antiterrorista, como Adextra, o a la red de alertas de Europol y otros cuerpos policiales internacionales, a los que los Mossos d’Esquadra pueden ahora recurrir a través de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Cataluña ya tiene información propia

La petición que ha hecho llegar el Gobierno catalán a servicios como el BND, la DGSE y el Mossad a través de intermediarios no es una mera solicitud de información y de ayuda, sino que incluye también un ofrecimiento de “colaboración”.

Según el testimonio de quienes han conocido estas comunicaciones, el firmante de las misivas asegura que Cataluña “ya dispone de una red de fuentes de información”, aunque no especifica en qué términos y con qué alcance.

Hasta el momento, ninguna de las comunicaciones de las que tiene constancia este confidencial ha sido respondida por los servicios de inteligencia exteriores contactados.

Fuente: El Confidencial Digital


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *