La Audiencia prohibe la vuelta de los Yihadistas españoles

La Audiencia Nacional dictará órdenes de búsqueda y captura contra todos los yihadistas de nacionalidad española que se pueda probar que combaten en las facciones islamistas de Irak y Siria, el Emirato Islámico (antes ISIL) o Frente al Nusra. 

Las Fuerzas de Seguridad, nada más tener conocimiento de que un individuo de nacionalidad española se encuentra encuadrado en las citadas bandas terroristas, o en otras similares que combaten en Mali o en zonas del Sahel, se lo comunican a la Audiencia Nacional con el fin de que se abran las correspondientes diligencias. De vez en cuando, según las citadas fuentes, se renuevan las órdenes de búsqueda y captura con una intención «recordatoria».

Las investigaciones, una vez confirmada la presencia de un español en una de las bandas islamistas, se realizan de forma discreta, con el fin de reunir todos los datos posibles sobre el sospechoso y detectar las redes que le han ayudado (normalmente a través de Turquía) a llegar a Siria e Irak. Si se le consigue arrestar cuando intenta regresar a España, como ocurrió en enero de este año con Abdeluahib Sadik Mohamed, un ceutí de 28 años, que fue arrestado en el aeropuerto de Málaga, las citadas investigaciones permiten la aportación de las evidencias necesarias para probar ante la justicia los presuntos delitos cometidos.

A este respecto, la agencia Efe informó ayer de que la Audiencia Nacional había emitido órdenes internacionales de detención contra dos yihadistas de nacionalidad española que se habrían desplazado a Siria e Irak a luchar en las filas del Estado Islámico (EI) y que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han logrado identificar con nombre y apellidos.

La niña yihadista, custodiada por la Policía/ MINISTERIO DEL INTERIOR

Mujer Española Yihadista, custodiada por la Policía/ MINISTERIO DEL INTERIOR

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, que dirige Javier Zaragoza, impulsa la emisión de esas órdenes de detención, a las que se ha bautizado como «exprés», pues se adoptan antes de dar por agotadas todas las diligencias de investigación (intervenciones telefónicas y rastreo de actividades en internet) que darían lugar a la desarticulación de las células que propiciaron su captación y traslado.

Para ello, la Fiscalía ha pedido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que traten de identificar a los más de medio centenar de yihadistas españoles que han sido detectados en Siria e Irak. Según las fuentes consultadas por este periódico, la filiación de una treintena de ellos ya se habría logrado.

En los procedimientos que se incoan, una vez acreditado que el español se ha integrado en el terrorismo yihadista, se trata, por un lado, de ordenar la busca y captura internacional de islamistas que ya han viajado a Siria o Irak para integrarse en grupos terroristas como el Frente al Nusra o el Estado Islámico, y, por otro, propiciar la detención de aquellas personas de las que afloren indicios de su intención de trasladarse a esos países.

Las órdenes se basan en la posible comisión del delito de colaboración con banda armada, que castiga la simple asistencia a cursos de entrenamiento terrorista, y que hasta ahora apenas se había aplicado.

Autor:J. M. Zuloaga

Fuente: La Razón

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *