Cómo, dónde y cuándo se radicalizan los yihadistas en España

El 70% de los condenados por actividades terroristas en los últimos años se adscribieron al salafismo en territorio nacional

El Ministerio del Interior vigila de cerca el terrorismo yihadista, la «mayor amenaza» a la que se enfrentan los Estados en este siglo, según Jorge Fernández Díaz. El ministro explica que España viene «luchando contra el terrorismo islamista desde hace muchos años», sobre todo desde los atentados del 11-M. Ante este desafío, el Gobierno tiene previsto poner en marcha un Plan Nacional de lucha contra el terrorismo islamista.

Y es que la situación geográfica de España y la reivindicación histórica de Al Andalus hacen que nuestro país sea uno de los puntos «calientes» en el reclutamiento de terroristas. Hasta finales de 2013, según informes de los Servicios de Información, una media de treinta muyahidines se desplazaban cada mes desde España a Siria, Irak o Mali.

Tras un periodo en el que esa cifra descendió, el número de yihadistas reclutados en España creció, impulsado por la guerra siria y la inestabilidad en Irak. Los investigadores estiman que la cifra mensual ronda ahora la cuarentena. El perfil de estos terroristas responde al de personas con nacionalidad española y conversos, lo que supone un riesgo, dado que estos adoptan la versión más radical del Islam. Los foros y las páginas de internet han sustituido a las mezquitas como los principales caladeros y la preocupación es máxima con los retornados, dispuestos a atentar en Europa a su regreso.

El proceso de radicalización, entendido como el «viaje» hacia unas creencias que justifican el terrorismo inspirado en una versión salafista del credo islámico, afecta especialmente a musulmanes varones y menores de 30 años. Según un informe del Real Instituto Elcano, siete de cada diez condenados en España por actividades relacionadas con el terrorismo yihadista o muertos en actos suicidas entre 1996 y 2012 se radicalizaron total o parcialmente en nuestro país. En la mayoría de los casos, además, la transformación se produce de arriba abajo, inspirados por figuras carismáticas. Entre el inicio del proceso de radicalización y la implicación de estos individuos en atentados suelen transcurrir una media de 4-5 años.

Terrorista Yihadista mandando un mensaje grabado

Terrorista Yihadista mandando un mensaje grabado

¿Cuándo se radicalizan?

En el 51,5% de los casos estudiados por el Real Instituto Elcano los individuos que se adscribieron al salafismo yihadista lo hicieron en el tramo comprendido entre los 16 y los 25 años, un registro que asciende al 84,8% hasta los 30 años. La cohorte demográfica cuyo porcentaje es más elevado corresponde a quienes tenían entre 26 y 30 años. De esta forma, el inicio del proceso de radicalización yihadista suele comenzar durante la juventud, «cuando se considera que las personas atraviesan por estadios previos a la madurez adulta durante los cuales son más vulnerables» a influencias externas, según el citado informe.

En más de la mitad de los casos analizados comenzaron a radicalizarse entre 1990 y 1994. El 76,9% de ellos lo hizo en la década de los noventa. La otra mitad se radicalizó entre 2000 y 2004. En esta circunstancia influye que ocurran acontecimientos históricos «de especial significación para el mundo islámico» y para los «propagadores de la ideología del salafismo yihadista». La guerra de Afganistán tras la invasión soviética, la guerra civil en Argelia o las intervenciones militares en Irak y Afganistán de los años 2000 son algunos de los detonantes. Entre seis y siete de cada diez individuos detenidos o muertos en actos de terrorismo suicida entre 2004 y 2012 están vinculados con los atentados del 11-M.

¿Dónde se radicalizan?

El proceso de radicalización yihadista, según el documento que firman los investigadores Carola García-Calvo y Fernando Reinares, transcurrió total o parcialmente dentro del territorio español para siete de cada diez individuos condenados por actividades relacionadas con el terrorismo yihadista o muertos en actos suicidas entre 1995 y 2003. Más de la mitad de los condenados por terrorismo se iniciaron en el yihadismo entre 2000 y 2004. Un 80% de ellos lo hizo avanzada la década de los noventa.

Por países, Argelia, Pakistán, Marruecos y Siria fueron, en orden decreciente, los escenarios donde los radicales se abrazaron a la versión salafista del Islam. La importancia de los países varía con el tiempo. Pakistán y Marruecos fueron los principales escenarios para aquellos terroristas detenidos o inmolados entre 2004 y 2012. Antes, entre 1995 y 2003, eso ocurría en Argelia y Siria. En España, la Comunidad de Madrid (46,4%) es la región que concentra a más yihadistas, seguida de Cataluña (17,8%), la Comunidad Valenciana (12,5%), Castilla y León, Andalucía y Ceuta.

Aunque ahora los foros de internet y las redes sociales son uno de los principales focos de «contagio», las mezquitas y lugares de culto islámico han sido los escenarios donde se ha detectado con más facilidad a individuos susceptibles de radicalización ideológica. El Centro Cultural Islámico, la mezquita de la M-30, la Mezquita de Abu Bakr o una congregación Tabligh de Madrid fueron relevantes para individuos detenidos entre 1995 y 2003. Locales como peluquerías, tiendas de ropa o alimentos, restaurantes y locutorios crecieron en importancia en el periodo 2004-2012. En el barrio madrileño de Lavapiés, señala el informe del Real instituto Elcano, confluyeron en los noventa una serie de negocios controlados por yihadistas o simpatizantes.

¿Cómo se radicalizan?

Todos los condenados por terrorismo yihadista se radicalizaron en compañía de otros e inducidos por un «agente». Estos agentes pueden ser activistas carismáticos, al frente de células terroristas y con capacidad para captar y adoctrinar a nuevos miembros. El 60% de los individuos que se radicalizaron en España lo hicieron bajo una influencia de este tipo. Otros agentes son líderes religiosos reconocidos en el seno de una comunidad islámica, educadores, amigos, familiares y compañeros de trabajo. El 55,2% de los yihadistas «españoles» mantenían algún tipo de relación previa basada en vínculos de parentesco, amistad o vecindad con algún individuo vinculado con actividades terroristas.

Autor: J.G.M

Fuente: ABC


2 Responses to Cómo, dónde y cuándo se radicalizan los yihadistas en España

  1. Pingback: Cómo, dónde y cuándo se ra...

  2. laura agosto 20, 2014 en 9:04 am

    Esta noticia me ha parecido un auténtico espectacle. Muy fuerte lo que comentáis.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *