España obtiene 10 millones de euros para hacer frente a la presión migratoria en Ceuta y Melilla

El ministro del Interior y la comisaria europea para Asuntos de Interior se han reunido en Madrid para analizar el fenómeno de la inmigración irregular en Ceuta y Melilla, fronteras exteriores de la Unión Europea

Los 10 millones de euros se destinarán a la ejecución de mejoras en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), a planes de asistencia para el retorno voluntario de inmigrantes irregulares y a la realización de obras de infraestructuras en el vallado del perímetro fronterizo

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha mantenido esta mañana una larga reunión con la comisaria europea para Asuntos de Interior, Cecilia Malmström, en la que han abordado el fenómeno de la inmigración irregular en Europa y, en particular, han analizado la situación de Ceuta y Melilla, fronteras exteriores de la Unión Europea.

Desde hace meses, el ministro del Interior ha expresado en diferentes foros europeos la necesidad de contar con fondos de la UE con los que poder hacer frente a la presión migratoria que afecta a Ceuta y Melilla. Fruto del intenso trabajo y de estos llamamientos a la responsabilidad compartida y a la solidaridad financiera, España ha conseguido el apoyo de la Comisión Europea, y en la reunión de hoy Cecilia Malmström ha confirmado la entrega con carácter inmediato de 10 millones de euros procedentes de los fondos de emergencia.

Fernández Díaz le ha agradecido esta respuesta a la petición de ayuda que le expuso en la carta que le envió el pasado mes de marzo. Asimismo, el ministro del Interior ha destacado la excelente colaboración de las autoridades marroquíes en la lucha contra la inmigración irregular y ha subrayado la importancia que tiene Marruecos como socio imprescindible para controlar los flujos migratorios en el Mediterráneo.

El ministro del Interior y la comisaria europea para Asuntos de Interior

El ministro del Interior y la comisaria europea para Asuntos de Interior

Destino de la ayuda económica

Los 10 millones de euros, como ayuda extraordinaria, procedentes de los fondos de emergencia serán destinados a sufragar algunos de los 26 proyectos propuestos por España para hacer frente a la situación de Ceuta y Melilla. En concreto, irán dirigidos a la ejecución de mejoras en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), a planes de asistencia para el retorno voluntario de inmigrantes irregulares y a la realización de obras de infraestructuras en el vallado del perímetro fronterizo.

Pese a este impulso financiero, el ministro del Interior ha recordado a Malmström que la presión migratoria que se vive en Ceuta y Melilla, fronteras de la Unión Europea, requiere de futuros esfuerzos presupuestarios. Por ello, España seguirá trabajando con los servicios de la Comisión Europea para que el resto de proyectos propuestos cuenten también con instrumentos de financiación.

España considera que, de entre las 38 medidas recogidas en la Comunicación de la Comisión sobre la ‘Task Force para el Mediterráneo’, se debe reforzar de manera inmediata la cooperación con terceros países, esto es, establecer la red Seahorse Mediterráneo con la participación de Argelia, Túnez, Libia y Egipto y reforzar las capacidades de control fronterizo y salvamento de los países del norte de África, así como la cooperación policial y fronteriza con los países africanos para combatir el tráfico de inmigrantes. Igualmente, España estima necesario lograr, a la mayor brevedad, que el sistema EUROSUR esté plenamente operativo y avanzar en la cooperación entre FRONTEX y la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA). Además, España considera fundamental la ayuda a los países de origen y tránsito con Fondos de Desarrollo de la Unión Europea.

A fin de ejecutar y financiar de modo inmediato las ocho medidas que España considera prioritarias entre las 38 recogidas por la ‘Task Force para el Mediterráneo’, el ministro del Interior ha entregado a Malmström un documento que las identifica.

Por último, el ministro del Interior ha expuesto a la comisaria europea que la inmigración irregular es uno de los principales retos de Europa y que, ante este fenómeno, la Unión Europea debe actuar bajos los principios de responsabilidad y de solidaridad financiera tanto en el campo político como en el financiero con los países que asumen los mayores esfuerzos para hacer frente a las presiones migratorias. De ahí, que Fernández Díaz haya destacado a Malmström la necesidad de que la cooperación en la lucha contra inmigración irregular sea una prioridad y tenga peso relevante en las políticas de la Unión Europea.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *