Más de 10 Bandas Latinas se implantan en la Comunidad Valenciana

Hasta una decena de bandas latinas de carácter peligroso han sido detectadas por la Policía Nacional y la Guardia Civil en la Comunitat Valenciana en los últimos cinco años.

Nueva Mafia, Royal Family, Baby Brothers, Latin Kings, Siempre Solos, Blood, No Tememos a Nadie, ALKN, Mara Salvatrucha… Algunas  ya se han conseguido frenar, otras son escisiones de grupos más amplios y unas pocas, como la Mara Salvatrucha o los ALKN, desmanteladas esta misma semana en dos operaciones policiales, estaban en plena ebullición. Extendían sus ‘reinos’ o ‘clicas’ por la región.

Según fuentes de Información de la Guardia Civil, la Comunitat ocupa actualmente el tercer puesto de España en presencia de estos grupos. Babywhite, el ‘inca supremo’ catalán que dirigía los ALKN desde Barcelona, mantenía «contactos muy asiduos» con el jefe del ‘reino’ en Valencia, una célula provincial a la que, por el momento, no se ha probado la comisión de delitos. Así lo indicaron fuentes de los Mossos d’Esquadra, que aseguran que la policía está «muy atenta» a posibles rebrotes de grupos desmantelados.

También vigilan la aparición de escisiones violentas tras el intento desde hace unos años de un sector de Latin Kings por presentarse ante la sociedad como manifestación cultural pacífica. Música, ropa, símbolos y gestos, pero sin violencia. Una postura que no gustaba a los ALKN de Baby White. Hasta el punto de llamar a este sector «los torcidos».

La Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13, sí había tendido redes muy poderosas en Ibi. La pequeña localidad de montaña del interior de Alicante era el refugio de 15 de sus miembros, entre ellos el considerado por la Guardia Civil como líder del grupo. Un capitán de la Guardia Civil asegura que este hombre «es un experimentado marero salvadoreño que llegó hace dos años con directrices muy claras de extender la organización por toda España». Tiene 40 años y ninguna actividad laboral conocida. Al igual que Babywhite, los agentes sospechan que subsistía por la actividad delictiva del grupo y por las aportaciones de sus secuaces, uno de ellos residente en Alcoy.

Latin Kings

Latin Kings

Apuñalamiento en 2012

Los investigadores imputan a la Mara Salvatrucha el apuñalamiento de un joven suramericano en Alicante a finales de 2012, entre otros muchos delitos como asociación ilícita, atracos o tráfico de drogas. Pero su historial sangriento podría ser mucho mayor. La Guardia Civil está investigando la participación de la organización en tres homicidios pendientes de resolver, un asunto que permanece ahora mismo bajo estricto secreto de sumario.

Vicente Garrido es criminólogo, psicólogo y profesor de la Universitat de València. Estima que estos grupos están teniendo más penetración en Alicante que en la provincia de Valencia. Fuentes policiales coinciden. En los últimos meses son muy escasos los incidentes serios relacionados con estos grupos. Sus acciones no van más allá de alguna amenaza o pintada, pero se mantienen activas todas las alertas.

La razón para formar un ‘reino’ o ‘clica’, como se conoce a las células provinciales de estas bandas, es «el sentido de pertenencia». En palabras de Garrido, «ofrecen estatus y autoestima, por lo que generalmente se nutren de jóvenes con poca integración escolar y social».

Pero no sólo influye ese sentimiento grupal. También «el vivir el riesgo y obtener bienes con el robo». Aunque Garrido matiza que esto «es más importante para las bandas juveniles no estructuradas». El experto en criminología no cree que la crisis esté influyendo en la emergencia de nuevos grupos. «Cuando los Latin Kings se establecieron en España, a finales de los 90, vivíamos un periodo de crecimiento económico».

Otro detalle detectado en los últimos años por las fuerzas de seguridad es una mayor presencia de mujeres en bandas tradicionalmente masculinas. Y también la incorporación de personas de diferentes nacionalidades a las bandas latinas más violentas, lo que las convierte más bien en puras mafias que en grupos juveniles de un país concreto nacidos para la autoprotección.

Las dos últimas operaciones policiales son un claro ejemplo: entre los miembros de ALKN había rumanos. La Mara Salvatrucha asentada en Ibi incorporó a búlgaros, marroquíes y hasta pakistaníes en sus filas.

El 21 de enero de 2010 Valencia vivió el episodio más sangriento relacionado con bandas latinas. Cristian Huanca ‘Splinter’, un joven de 24 años que simpatizaba con los Latin King, se topó en el tranvía con miembros de bandas rivales: Royal Family, Siempre Solos (SS) y Blood, escisiones del conocido grupo de los Ñeta.

Todos se enzarzaron en una caótica pelea en el interior del tranvía y un joven resultó herido por arma blanca durante esta reyerta. En la siguiente parada, ‘Splinter’ salió corriendo, pero los hermanos ‘Foggy’ y ‘Sombra’ le seguían. Unos minutos más tarde, poco antes de alcanzar la sede de la Policía Autonómica, el ecuatoriano murió acuchillado. Pagaron su crimen con diez años de cárcel.

Fuente: Las Provincias


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *