Aumentan los menores condenados por Violencia de Género

Sólo 11 de las 54 mujeres muertas el pasado año por violencia machista habían presentado denuncia y, entre las que sí lo habían hecho, la mayoría (nueve) tenían nacionalidad española. Así se recoge en el balance de 2013 del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género con sede en el Consejo General del Poder Judicial.

De las 54 víctimas mortales registradas en 2013, 40 eran españolas y 14 extranjeras. El año pasado se cerró con 124.894 denuncias, diez menos al día que en 2012, un descenso (2,8%) que sumado al del año anterior (4,1%) suma un 7% en dos años. La cifra de casos dilucidados en juicios rápidos sube hasta el 43 por ciento. Estas denuncias fueron presentadas por las propias victimas en el 70 por ciento de los casos, y los familiares siguen siendo ajenos a este problema porque sólo comunicaron a la justicia un caso de maltrato en el 1 por ciento de los casos.

Uno de los datos más preocupantes sigue siendo la dificultad de las mujeres de romper la espiral de violencia, ya que seis de cada diez mujeres seguían conviviendo con su agresor cuando denunciaron los malos tratos y solicitaron medidas de protección. Esto puede tener alguna relación con el incremento del 1,2% de las renuncias posteriores a los procesos judiciales.

Las comunidades con más denuncias son Andalucía, Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana y Murcia. En cuanto a la nacionalidad de las víctimas, el 67% eran españolas y el 33 por ciento extranjeras. Los jueces dictaron 20.000 órdenes de protección, lo que supone un descenso del 5% respecto a 2012. En cuanto a la retirada de custodia de los hijos a los maltratadores, sólo se materializó en el 6,7 por ciento de los casos.

Campaña Institucional contra la Violencia de Género

Campaña Institucional contra la Violencia de Género

Un dato preocupante es el de por menores enjuiciados por violencia machista, que aumenta un 4,8 por ciento y pasa de 144 a 151. En estos juicios, se impusieron 133 medidas de protección, por las 130 de 2012. En este sentido, Carmona indicó que se debe controlar los contenidos que los adolescentes ven en las series, programas de televisión y anuncios y recordó a este colectivo que no justifiquen a sus parejas cuando, por amor, les solicita sus claves en las redes sociales o justifiquen otro tipo de comportamiento machista, que según la presidenta del Observatorio, “está muy arraigado en la sociedad”.

El Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género incluye por primera vez a los menores en su estadística. En 2013, seis menores fueron considerados víctimas de violencia de género y 46 quedaron huérfanos.

Carmona explicó que Sanidad e Interior trabajan para conocer las causas por las que las mujeres no se atreven a denunciar y no descartó una modificación de la ley de Violencia de Género. Además, indicó que se debe abrir de nuevo el debate sobre el derecho de dispensa, según el cual las mujeres sólo deberían declarar una vez ante la justicia para que no se produzca una doble victimización. A pesar de las afirmaciones de las asociaciones de mujeres, negó que los recursos asistenciales se hayan reducido y sobre la sentencia que permite a un agresor vivir con su víctima, quiso matizar que en la sentencia no dice en ningún momento que se condene a la víctima a vivir con su agresor.

Autor: Belén V. Conquero.

Fuente: La Razón


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *