El CNI estuvo en alerta máxima por riesgo de atentado en el aniversario del 11-M

Durante los meses previos al aniversario, los servicios de inteligencia antiterrorista españoles monitorizaron las principales redes yihadistas en busca de posibles planes para atentar coincidiendo con el 11 de marzo. Un operativo similar al que puso en marcha Estados Unidos el 11 de septiembre de 2011.

Fuentes expertas en antiterrorismo, aseguran que Al Qaeda no elige las fechas de sus atentados al azar. Casi siempre coinciden con la fecha de algún hecho importante, como la muerte de algún integrante significativo del grupo –como ocurrió con Bin Laden-, una operación policial contra una célula o el aniversario de algún gran ‘éxito’ como un atentado o magnicidio.

Por ello, el décimo aniversario de los atentados del 11-M se ha seguido con “gran incertidumbre” desde las esferas del Estado encargadas de velar por la seguridad. Los servicios de inteligencia, tal y como explican algunos de sus integrantes a ECD, han realizado un intenso trabajo de investigación en los últimos meses con el objetivo de detectar cualquier plan o complot terrorista contra España como recordatorio del 11 de Marzo de 2004

Parte de ese trabajo, según explican, se llevó a cabo a través de la monitorización constante de las diversas redes yihadistas presentes en internet. Se buscaron menciones al 11 de marzo o alusiones a España por su presencia en Malí y en otras zonas de mayoría islámica.

Además, los grupos operativos aumentaron en los últimos meses y semanas su control sobre las comunidades islámicas residentes en España. Trabajos estos últimos sobre los que las fuentes rechazan ofrecer datos más precisos.

Tal y como explican estas voces, Estados Unidos realizó el mismo protocolo cuando se cumplió el primero de los aniversarios de la muerte de Osama Bin Laden, así como el 11 de septiembre de 2011, cuando se cumplían diez años de los ataques a las Torres Gemelas y el Pentágono.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, por otra parte han reforzado durante la jornada del 11 de marzo la seguridad en puntos clave como la catedral de la Almudena, donde se celebraron los actos religiosos en memoria de las víctimas del 11-M. Según ha sabido ECD, desde el pasado lunes a las ocho de la tarde se cerró un gran cordón alrededor de la zona para evitar cualquier intento de ataque.

A los funerales asistieron el rey Juan Carlos y la reina Sofía, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y otras personalidades políticas.

Fuente: El Confidencial Digital


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *