Las Policías de Ceuta y Melilla, superadas por las avalanchas de inmigrantes

Un sindicato policial pide ayuda por las llegadas masivas de inmigrantes. El Gobierno melillense critica la «nula implicación» de la UE

La Unión Federal de Policía (UFP) pidió ayer mayor implicación de la Agencia Europa de Gestión de Fronteras (Frontex) y colaboración con Marruecos para hacer frente a la «brutal» presión migratoria en Ceuta y Melilla donde las fuerzas de seguridad se están viendo desbordadas.

En un comunicado, el portavoz de la UFP, Serafín Giraldo, denuncia que los medios policiales y administrativos son «insuficientes» para afrontar la presión de 30.000 inmigrantes que aspiran a entrar en las ciudades autónomas desde Marruecos. Ayer, unos 150 subsaharianos lograron superar la valla de Melilla en otro asalto «violento», según informó la Delegación.

A juicio de Giraldo, las fuerzas de seguridad en Ceuta y Melilla se están viendo «desbordadas» e «invadidas» por los inmigrantes, mientras que las medidas legislativas son «ineficaces» ante las llegadas masivas y las infraestructuras de ambas ciudades «no pueden soportar esta presión».

Según este sindicato policial, la solución pasa por la colaboración con los países de origen como Marruecos y la implicación de Frontex, hasta la fecha «insuficiente».

Inmigrantes concentrados en el lado Marroqui de la Valla

Inmigrantes concentrados en el lado Marroqui de la Valla  // (EFE)

Críticas a la UE

El Gobierno melillense, por su parte, criticó la «nula implicación» de la Unión Europea (UE) ante el problema migratorio.El portavoz del Ejecutivo melillense, Daniel Conesa, dijo ayer a los periodistas que la UE debe tener claro que las fronteras de España son también las suyas propias, por lo que reclamó una mayor colaboración por parte de los organismos comunitarios.

Para el portavoz del Ejecutivo melillense, es «muy sencillo», desde el «cómodo norte», donde no se sufre este problema, criticar las actuaciones que se hacen en el sur para tratar de frenar las oleadas de inmigrantes que quieren entrar a Europa de manera irregular.

Con estas palabras censuró la actitud de la comisaria europea de Interior, la sueca Cecilia Malmström, que ha recriminado en alguna ocasión la política de España y de Italia para evitar las entradas de indocumentados.

Fuente: Abc


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *