Disparan contra una clase llena de alumnos en la Escuela de Idiomas de Valencia

El agresor abrió fuego desde un edificio cercano con un arma de pequeño calibre y uno de los tiros causó un agujero en una ventana del aula

Una clase llena de alumnos fue desalojada ayer por la tarde en la Escuela Oficial de Idiomas de Valencia después de que un individuo disparara varias veces desde el exterior contra la ventana del aula. Uno de los tiros causó un agujero de pequeño tamaño en el cristal, pero ninguno de los estudiantes de alemán resultó herido. El agresor abrió fuego desde un edificio cercano con un arma de pequeño calibre, según las primeras investigaciones de la Policía Científica.

El reloj marcaba las cuatro de la tarde cuando la profesora Begoña Belloch impartía su clase de alemán de segundo nivel básico. Un total de 28 alumnos se encontraban dentro de las aulas. «Escuchamos un estallido grande que parecía un petardo, pero no le dimos importancia», explica María, una de las estudiantes desalojadas. Tras unos segundos de confusión, un alumno hizo incluso un comentario en broma de que se adelantaban las Fallas. Minutos después, la ventana recibió un impacto que María confundió con «un pájaro que se había estrellado contra el cristal». La clase continuó con normalidad hasta que un segundo disparo abrió un agujero en el cristal.

Fue entonces cuando llamaron al teléfono de emergencias 112 para alertar de la agresión, y varias patrullas de la Policía Nacional y Policía Autonómica acudieron con urgencia a la plaza de la Zaidía. Unos agentes subieron hasta el aula tiroteada en la quinta planta y se entrevistaron con la profesora y los alumnos, mientras que otros policías se desplazaron a los edificios cercanos para intentar localizar al autor de los disparos.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Valencia informaron de que los impactos en la ventana fueron causados por perdigones. Los agentes de Policía Científica hallaron cuatro balines tras realizar una minuciosa inspección en la ventana y el aula.

Escuela Oficial de Idiomas de Valencia

Escuela Oficial de Idiomas de Valencia

Preocupación de los alumnos

El grave incidente alarmó ayer a los alumnos de la Escuela Oficial de  Idiomas, donde el suceso fue comentado en pequeños corrillos a lo largo de toda la tarde. El desalojo de la clase se realizó con tranquilidad y no se vivieron momentos de pánico, aunque los estudiantes mostraron cierta preocupación cuando vieron el orificio en el cristal.

«La clase no se ha suspendido porque la profesora nos ha puesto deberes y nos ha dicho que entráramos en otra aula, pero la verdad es que hemos pasado un poco de miedo», reconoce otro de los alumnos evacuados. Antes de que llegaran una decena de policías al edificio, los estudiantes buscaron por el suelo los pequeños proyectiles sin éxito «No hemos encontrado nada y eso que hemos movido mesas y sillas», afirma María.«El agujero era pequeño pero cabía mi dedo», añade la joven.

Los agentes de la Policía Científica trataron de determinar la trayectoria de los disparos para localizar el punto aproximado donde se apostó el agresor. Todo parece indicar que el individuo abrió fuego desde un edificio de la avenida de Burjassot o de la calle del Arzobispo Fabian y Fuero, ya que la ventana del aula tiroteada se encuentra en la fachada trasera de la Escuela Oficial de Idiomas.

Otros disparos en la zona

Hace poco más de un año, la Policía Nacional investigó otro suceso similar ocurrido en la misma zona. El 8 y 9 de enero de 2013, un individuo sin identificar disparó con un rifle de perdigones a los atletas que estaban practicando deporte en las pistas del estadio del Turia en el tramo III del viejo cauce.

Uno de los afectados, que se quedó estupefacto al comprobar lo que sucedía, fue David Casinos, cuádruple campeón paralímpico. El atleta invidente escuchó un silbido, y después algunos más, que le alertaron de que unos perdigones pasaban muy cerca de su cuerpo. Hace cinco años, un joven de 18 años y un menor protagonizaron otro incidente similar al disparar con una escopeta de perdigones a los pacientes del Hospital la Casa de la Salud. Tras ser detenidos por la policía, el juez ordenó el internamiento del menor.

Fuente: Las Provincias


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *