El ministro del Interior anuncia que el Gobierno está estudiando las medidas legislativas necesarias para impedir que quien haya ejercido o ejerza el terrorismo pueda ser educador y profesor de niños

Jorge Fernández Díaz: “Ni hay seguimiento policial a ningún sector profesional, ni se criminaliza ningún modelo educativo, ni se persigue a nadie por ejercer una profesión”.

El ministro afirma que la seguridad privada tendrá siempre un carácter subordinado y complementario respecto a la seguridad pública y ha negado que los vigilantes privados puedan detener ni cachear a nadie en una vía pública.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha respondido esta mañana a dos preguntas parlamentarias durante la sesión del control al Gobierno en el Congreso formuladas por el Grupo Parlamentario Socialista y una interpelación presentada por el Grupo Parlamentario Mixto (Amaiur).

En respuesta a la interpelación del diputado de Amaiur, Sabino Cuadra, de “la intención del Gobierno sobre el seguimiento policial y la criminalización del profesorado del modelo D en Navarra”, el ministro del Interior ha afirmado contundentemente que “ni hay seguimiento policial a ningún sector profesional, ni se criminaliza ningún modelo educativo, ni se persigue a nadie por el hecho de tener un origen o ejercer una profesión”. Jorge Fernández Díaz ha asegurado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no investigan, ni persiguen, ni criminalizan a nadie por formar parte de un colectivo profesional y ha subrayado que en España, “se persigue el delito y ustedes lo saben bien”.

El ministro ha ensalzado la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha subrayado que el trabajo de la Policía y de la Guardia Civil es velar por la seguridad, por la paz y por la libertad de todos y “no se centra en las profesiones, ni en las ideologías ni menos aún, en los modelos educativos”. Y ha recordado que su misión constitucional y el encargo de este Gobierno se focaliza en la lucha contra ETA, “en todo su alcance y en toda su dimensión”, hasta que la organización terrorista deje de existir.

En este sentido, el ministro del Interior le ha trasladado al diputado de Amaiur, Sabino Cuadra, que el mundo de ETA y su entorno siempre han pretendido controlar la educación en el País Vasco, “algo que se revela como una verdadera obsesión en el caso de Navarra, como acreditan numerosos documentos públicos de Batasuna y otras organizaciones ilegalizadas como SEGI, Jarrai o Haika en las que se realizaba un profundo análisis de la importancia de la educación para desarrollar su estrategia”, ha puntualizado Fernández Díaz.

Jorge Fernández Díaz ha acusado a Sabino Cuadra de mezclar “de una manera grosera educación y euskera con terrorismo, de confundir la lucha antiterrorista con la persecución de libertades y de manipular una investigación policial hasta los extremos más inauditos”.

En su intervención, el ministro del Interior le ha recordado al diputado Cuadra que el miembro de ETA Gorka Lorán, “terrorista vocacional” y profesor de educación primaria, responsable de la educación de alumnos de 8 años, fue detenido hace diez años cuando colocaba 50 kilos de explosivo en la estación de Madrid-Chamartín en plenas fechas navideñas, y que hubiera producido un atentado de consecuencias imprevisibles causando la muerte de niños. “Qué terrible ironía, que un educador de unos niños pretenda la muerte de otros niños”, ha sentenciado Jorge Fernández Díaz.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante su intervención en el Congreso de los Diputados

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante su intervención en el Congreso de los Diputados

Fernández Díaz ha señalado que la enseñanza de nuestros jóvenes -especialmente de los niños- debe ser esencialmente democrática. Y ha anunciado que el Gobierno está estudiando las medidas legislativas necesarias para que la función docente “no sea usurpada por los enemigos de la libertad y la paz”. “El Estado de Derecho va a luchar para impedir que quien haya ejercido o ejerza el terrorismo pueda ser educador y profesor de niños”, ha afirmado el ministro del Interior.

El ministro se ha dirigido al diputado de Amaiur para decirle que lo mismo que “usted exigiría que su hijo no tuviera como profesor a un violador en serie, yo como ministro del Interior no quiero que ningún niño vasco o navarro tenga como profesor a ningún violador ni a ningún terrorista”.

Finalmente, Jorge Fernández Díaz ha aprovechado esta ocasión para volver a pedir a Amaiur que exijan a ETA su disolución y que condenen “por fin la siniestra y lamentable historia de la banda terrorista ETA que durante casi 50 años, han estado siguiendo, persiguiendo, criminalizando y finalmente asesinando a los que defendían a España y a su sistema de libertades”. “Sería buen día, sin duda, pero me temo que, una vez más, les faltará valor”, ha afirmado el ministro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *