EL Detective Privado, un recurso rentable para las empresas

Artículo de Mash-i para CrimiSite.

La actividad de los Detectives Privados siempre ha estado idealizada por la literatura y el cine, pero la imagen que con ello se dio no se corresponde con la actualidad.  Hoy en día, se amplía exponencialmente el abanico de conductas dudosas de carácter privado susceptibles de una investigación por parte de estos profesionales, y se pone al alcance de cualquier persona la necesidad y la posibilidad de solicitar una investigación privada bien sea en el ámbito personal, laboral, financiero, o en el sector de seguros y empresarial.

La triste y famosa crisis económica ha traído consigo un elemento nuevo en lo que a la seguridad corporativa se refiere. Ha generado, o incluso acentuado en algunos casos, comportamientos ambiguos y delictivos en el entramado empresarial, conductas dudosas en sus empleados que demandan una observación minuciosa. Y es que, desde hace algún tiempo, se ha notado un incremento en los encargos a Detectives Privados por parte de las empresas para detectar la picardía de sus empleados.

Éstas están comprobando cómo -ante los comportamientos sospechosos ligados al fraude, los robos, las fugas de información, mal uso de los elementos de la empresa- la intervención de un Detective Privado puede ser altamente beneficiosa y rentable para acabar con prácticas que perjudican, en ocasiones gravemente, el ritmo de la empresa, su seguridad y sobre todo su esencia corporativa. Sin ir más lejos, el periódico El Economista publicó el siguiente dato al respecto:

Sólo en 2011, las compañías calculan que, gracias a la detección de los engaños, se ahorraron pérdidas por 233 millones de euros, un 61,9%  en indemnizaciones.

En las grandes corporaciones, lo que sobre todo se busca proteger es la información, la confidencialidad de las tácticas y operaciones, velando por una seguridad total en lo que a inteligencia empresarial  se refiere, y es aquí donde entra en juego el Detective Privado. Son ellos los profesionales idóneos para comprobar, por ejemplo, la existencia de sistemas de escucha en una sala de reuniones; o fugas de información, ya sean de tipo electrónica, telefónica o documental por parte de algún componente de la compañía. 

La revisión de las salas de juntas se ha convertido en un objetivo esencial para los Detectives

La revisión de las salas de juntas se ha convertido en un objetivo esencial para los Detectives

El personal directivo es un objetivo recurrente en las investigaciones empresariales puesto que se le presume una lealtad y confidencialidad mayor que al resto de empleados por ser miembros sensibles de la compañía. La sospecha sobre una posible “traición” por su parte reclama, cada vez más, la intervención de un Detective Privado.  En estos casos se presta especial atención en la asistencia a reuniones ajenas, en desvíos de fondos, desvío de clientes, puesta en marcha de empresas paralelas, participación en la competencia, y en cómo manejan la información que se les concede ya que podría suponer enormes riesgos a la empresa.

Un ejemplo lo encontramos en la consultora de proyectos de ingeniería Alten,  denunció a un exempleado tras comprobar que justo antes de abandonar de forma voluntaria la compañía, envió desde su correo corporativo al suyo particular y al de una antigua compañera de trabajo información confidencial de la empresa. Sólo unos días después, el trabajador se incorporó a Kxiop, una empresa nueva creada por exempleados de Alten, dedicada también a la consultoría de ingeniería

Según estudios realizados en la Unión Europea, el 49% de los empleados se lleva información cuando cambia de trabajo, poniendo así en riesgo la imagen y la integridad de la compañía.

Ha sido noticia también el caso de un ex empleado de la empresa `Boing´ que fue acusado de robar 320 mil archivos, copiarlos y filtrarlos a un periódico. La compañía afectada calculó el daño por entre 5 y 15 mil millones de dólares.

Existen diferentes casos que también afectan a muchas otras empresas (ya no sólo a grandes corporaciones) para las que el encargo de una investigación puede resultar más rentable que el pago de una indemnización. Las aseguradoras se llevan aquí las de ganar, ya que echan mano de los detectives para poner al descubierto multitud de bajas fingidas, falsas minusvalías o  exageración de daños, salvando a la empresa de futuros fraudes convirtiéndolos en grandes beneficios económicos.

El Detective Privado juega un papel clave cuando lo que se pretende comprobar es si un trabajador permanece en su puesto de trabajo las horas que debería, si se cumplen los protocolos, tanto de seguridad, como de productividad y rendimiento, o si un nuevo empleado es quién dice ser mediante la comprobación de su currículum, entre otros. Asuntos que no destacan demasiado entre los encargos, pero existen y aún podrían mostrar un aumento positivo para el sector.

Recordemos lo que decía Arthur Conan Doyle, creador del célebre detective de ficción Sherlock Holmes: Lo que un hombre puede inventar, otro lo puede descubrir. Los Detectives Privados españoles, siendo los mejor formados de la Unión Europea, están preparados para atender las nuevas necesidades que en cualquier ámbito privado requieran de una investigación.

 

Mash·i

Detective Privado por el Ministerio del Interior

Mash-i@colegiodetectives.org

Perito Calígrafo Judicial

Graduado en Ciencias de la Seguridad y Licenciada en Criminología

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *