Así será el CNI de Artur Mas: 306 espías y 28 millones de euros de presupuesto

Artur Mas está decidido a poner en marcha un servicio de inteligencia que trabaje para Cataluña, comparable a el CNI español, al NSA norteamericano o al M16 británico. Para ello, tal y como demuestran los documentos ya elaborados, destinará 28 millones de euros y formará a 306 agentes.

En principio, el gasto inicial de la Agencia Nacional de Seguridad (ANS) de Cataluña llegaría en su primera fase a 11,3 millones de euros. Sin embargo, y extrapolando el número de habitantes en esta comunidad, el presupuesto definitivo se situaría en 28.912.581,03 euros, donde la partida de salarios sería de 12.813.698,38 euros y la partida de infraestructuras y equipamientos ascendería a 16.098.892,64. Unos números que significarían el coste de hasta 1,54 euros por habitante para su financiación.

En la primera fase del proyecto, la ANS contaría con 39 agentes y 40 colaboradores externos, pero está previsto que el número total sea de unos 306, siempre que este servicio esté totalmente operativo. El salario anual medio de los agentes sería de 30.948,72 euros.

Artur Mas, presidente de la Generalitat. Imagen: EFE.

Artur Mas, presidente de la Generalitat. Imagen: EFE.

Cuerpo Centralizador

La ANS centralizaría bajo su mandato a todos los organismos que hoy en día se ocupan de la seguridad en Cataluña, habría de tener un director con carácter policial y dependería políticamente de la Autoridad Nacional de Ciberseguridad, que estaría integrada por el director de la ANS, el consejero de Presidencia, el consejero de Interior, el director general de los Mossos d’Esquadra, el secretario general de Presidencia, el secretario general de Administración y Función Pública y el director general de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. Un organismo que se reuniría dos veces al año para trazar las líneas maestras del servicio de inteligencia.

Tan pensado está el proyecto que éste ya tendría hasta su ubicación física más o menos predilecta: el centro del 112, aunque cuenta con desventajas como la “concentración en una única instalación de las diferentes organizaciones de emergencias de Cataluña, lo que provoca una concentración del riesgo de indisponibilidad”. Esto dejaría el emplazamiento sujeto a evaluaciones de “criterio de coste frente al criterio de riesgo”.

Aún así, son seguros varios de los requisitos que ha de cumplir su localización: la cercanía a universidades que puedan proporcionar personal, una amplia oferta de transporte público y la proximidad a un “punto neutro de comunicaciones que facilitan las extensiones de líneas de comunicación”. Resultante de todas estas características, la Generalitat habría señalado una zona concreta para una futura instalación: cerca del complejo comercial de La Maquinista.

Fuente: elEconomista.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *